A este fracaso lo llamaré vida


Ahora sé que perdí en todos los frentes
Y que las ramas de aquellos árboles también se secan
Que las llaves de la casa se retuercen y no abren más puertas
Y que el día se resume en el reflejo del humo de un café en cualquier ventana.

Dejé atrás a mis gatos en una esquina del mundo donde ya no llueve
A mi perro en cambio lo amarré a mis piernas y aquí estamos ahogándonos en una creciente.
De la luna me olvidé
Tal vez para siempre
Y de esas canciones que hablaban de cosas buenas ya no quiero saber

Dormir será mi mayor ilusión ahora
que yazgo en el campo humeante y silencioso después de la batalla
Con el pecho abierto y las manos mutiladas
Con los pies descalzos y el recuerdo intacto
Pero no hay quien me llore ni quien recoja mis restos.

He perdido como pierden las moscas en el frío
He sembrado semillas secas para una cosecha completamente virgen
He creído demasiado joven, demasiado pronto,
demasiado
Y todo lo que queda es desierto.


Fotografía: RUSSIA. Siberia. Republic of Tuva.
A. Abbas, 2001.

Comentarios

  1. Muy hermoso poema, me he sentido así desde muy joven.

    Por cierto quisiera seguir tus blogs pero no encuentro la opción, te pido alguna guía. Gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares